Seleccionar página

Preguntas frecuentes

Resolvemos tus dudas

1. Diferencia entre empresa distribuidora y comercializadora

Las empresas distribuidoras son las encargadas de llevar el suministro energético (electricidad y gas) al consumidor, es decir, transportan la energía. Estas compañías son establecidas por el Gobierno, por lo que no se pueden elegir.

Las empresas comercializadoras son las empresas con las que realizamos los contratos de suministro. Estas empresas compran la energía a las distribuidoras y se la venden al consumidor. Son de libre elección, por lo que el consumidor puede elegir la comercializadora que mejor se ajuste a sus necesidades.

2. ¿Cuántas tarifas hay?

Actualmente existen 12 tarifas, que podrás seleccionar en base a la potencia contratada y los periodos que quieras. Pero a partir de abril de 2021 esto va a cambiar.

Consulta aquí tu tarifa

 

3. ¿Cuántas veces puedo optimizar mi potencia eléctrica?

La norma es que sólo se puede realizar un cambio de potencia eléctrica cada 12 meses. Esto es cierto a la hora de bajar la potencia, sin embargo, si decides subir tu potencia contratada varias veces al año la empresa distribuidora no suele ponerte pegas, ya que salen ganando.

4. ¿Cuesta dinero cambiar la potencia?

Estas gestiones llevan un gasto asociado. En el caso de bajar potencia es de 10.94 € y en el caso de subir potencia, habría que añadir 44.86 € más por cada kW que se aumente. Además, la distribuidora puede exigir un nuevo boletín de reconocimiento de instalaciones de baja tensión con su correspondiente coste económico.

5. ¿Qué es la energía activa? ¿y la reactiva?

La energía activa es la energía “útil” que todos vemos en nuestra factura de la luz. Es la energía que consumimos al usar cualquier aparato eléctrico. Se mide en kWh.

Por otro lado, la energía reactiva la utilizan algunos equipos con bobinas para generar un campo magnético (lámparas fluorescentes, frigoríficos, lavadoras, ascensores, maquinaria industrial, etc.). Esta energía la devuelven a la red al finalizar su uso, por lo que no se consume. Sin embargo, es necesario transportarla y en este transporte puede generar perturbaciones, que en caso de ser elevadas son penalizadas por la empresa distribuidora. Esta energía se mide en kVAr

6. ¿Pueden penalizarme económicamente en mi factura de la luz por algún motivo?

Las empresas distribuidoras pueden penalizarte por dos motivos: primero, por una demanda excesiva de energía reactiva. En este caso, esta penalización no suele ser efectiva en ámbitos domésticos, más bien es una penalización que se aplica a pequeñas y grandes empresas con tarifas iguales o superiores a 3.0A.

Y segundo, también te pueden penalizar por un exceso de potencia demandada, pero sólo en las tarifas de acceso 3.0A, 3.1A y 6.X. En las tarifas domésticas (2.0 y 2.1) la penalización se traduce en un salto del ICP lo que implica un corte de suministro hasta que resetees de nuevo el contador.

7. ¿Cuáles son las condiciones térmicas óptimas de trabajo en las oficinas?

Según el Reglamento de Instalaciones Térmicas en Edificios (RITE) y la ley de prevención de riesgos laborales (Ley 31/1995 PRL), las condiciones térmicas operativas recomendadas son:

    • En verano: entre 23 ºC y 25 ºC.
    • En invierno: entre 21 ºC y 23 ºC.
    • Humedad en verano entre 45 y 60% y en invierno entre 40 y 50%.

Velocidad del aire: Menor a 0.2 m/

8. ¿Qué empresas deberían realizar una auditoría energética?

Todas aquellas que quieran conocer al detalle sus consumos energéticos y que quieran saber cómo ahorrar en sus facturas.

9. ¿Qué empresas están obligadas a realizar una auditoría energética?

El Real Decreto 56/2016 establece la obligatoriedad de realizar auditorías energéticas cada cuatro años a empresas de más de 250 empleados o con un volumen de facturación mayor de 50 millones y un balance general mayor de 43 millones de euros. Las empresas que incumplan esta norma podrán ser sancionadas con un importe de hasta 60.000€.

10. Mi empresa está obligada a realizar auditorías energéticas debido a su tamaño, pero tiene sedes por todo el país ¿debo realizar auditorías en todas las sedes?

No. Según el RD56/2016 la auditoría energética debe cubrir al menos el 85% del consumo total de la energía final de la empresa. El cliente debe decidir qué sedes entran o quedan fuera del ámbito de la auditoría, pero siempre cumpliendo que se realice sobre más del 85% del consumo total.

11. Mi empresa tiene una flota de vehículos ¿entrarían a formar parte de la auditoría energética?

El ámbito de la auditoría lo marcas tú, lo que tú decidas que entre en la auditoría irá especificado en un contrato que firmaremos antes de empezar a trabajar.

Si estás obligado a realizar la auditoría según el RD 56/2016, te sugiero que la incluyas para llegar al 85% de gasto energético exigido por el decreto.

12. ¿Cuánto tiempo puede durar una auditoría?

Depende de varios factores, por ejemplo, de las áreas que auditemos, del tamaño de la instalación, de los requerimientos del cliente, etc. La toma de datos puede durar desde una semana hasta un año, la redacción no debe durar más de 4 meses.

13. ¿Cuánto puede costar una auditoria?

Menos de lo que te imaginas. Llámanos e iremos a ver tus instalaciones y te haremos un presupuesto detallado y lo más ajustado posible.

14. Mi empresa tiene un sistema de gestión energético certificado de acuerdo a la norma ISO 50001 ¿debo realizar las auditorías energéticas cada cuatro años?

No. Según el apartado 2 del artículo 3 del RD56/2016: “A efectos de justificar el cumplimiento de la obligación anterior, las empresas o grupos de sociedades obligados podrán utilizar algunas de las dos alternativas siguientes:

 

  1. a) Realizar una auditoría energética que cumpla las directrices mínimas que se indican en el apartado 3.

 

  1. b) Aplicar un sistema de gestión energética o ambiental, certificado por un organismo independiente con arreglo a las normas europeas o internacionales correspondientes, siempre que el sistema de gestión de que se trate incluya una auditoría energética realizada conforme a las directrices mínimas que se indican en el apartado 3.”